Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
José Ignacio Valenzuela
Santiago de Chile, Chile, 1972

José Ignacio Valenzuela

Santiago de Chile, Chile, 1972

José Ignacio Valenzuela nació en Santiago en 1972. Escritor y guionista de casi veinte telenovelas (como La familia de al lado, Dama y obrero, y Amor a domicilio, la cual escribió a sus veinte años), ha desarrollado diferentes proyectos televisivos, literarios, cinematográficos y teatrales en Chile, México, Estados Unidos y Puerto Rico. Ha publicado una serie de novelas tanto juveniles como para adultos y cuentos de ficción, y además se ha desempeñado como profesor de escritura creativa.

¡Alerta! Un monstruo en la familia

José Ignacio Valenzuela

Dos niños pequeños y un libro de magia, ¿qué podría salir mal? ¡Descúbrelo en esta aterradora y divertida historia de José Ignacio Valenzuela!  

Sinopsis de ¡Alerta! Un monstruo en la familia

Mauricio es el típico hermano mayor: cree que lo merece todo y que Max, su hermano menor, es poco más que un sirviente; y si no le gusta, que se atenga a las consecuencias. 
Una noche sus padres salieron a celebrar y los dejaron solos. La cosa no pintaba tan mal. Era cuestión de que Max le diera a Mauricio una enorme ración de helado de chocolate. Con eso podría distraerlo el tiempo necesario para refugiarse en su cuarto. Lo malo es que no había helado en la casa, así que Max fue a conseguirlo con el vecino, un hombre pálido y delgado que no parece de fiar. Lo que encontró en casa del vecino fue un libro de hechizos. Max sabía lo que había que hacer. O tal vez no... 

Mauricio es el típico hermano mayor: cree que lo merece todo y que Max, su hermano menor, es poco más que un sirviente; y si no le gusta, que se atenga a las consecuencias. 
Una noche sus padres salieron a celebrar y los dejaron solos. La cosa no pintaba tan mal. Era cuestión de que Max le diera a Mauricio una enorme ración de helado de chocolate. Con eso podría distraerlo el tiempo necesario para refugiarse en su cuarto. Lo malo es que no había helado en la casa, así que Max fue a conseguirlo con el vecino, un hombre pálido y delgado que no parece de fiar. Lo que encontró en casa del vecino fue un libro de hechizos. Max sabía lo que había que hacer. O tal vez no... 

Bibliografía de José Ignacio Valenzuela

Cargando...